Diseño de motor a reacción de supercomputadoras - Calendae | Informática, Electrónica, CMS, Ciberseguridad

Diseño de motor a reacción de supercomputadoras

Hola, un placer verte por aquí. Yo soy Simón Sánchez y en esta ocasión te voy a hablar sobre Diseño de motor a reacción de supercomputadoras

Estados Unidos es el hogar de muchas de las mejores supercomputadoras del mundo: máquinas poderosas que permiten una amplia gama de esfuerzos de investigación, desde explorar los límites del universo hasta habilitar motores a reacción más rápidos, silenciosos y eficientes.

Como se reveló en un reciente relación, un grupo de ingenieros de GE está trabajando con investigadores de las universidades de Arizona State y Cornell para diseñar y construir mejores motores a reacción. El proyecto tiene la ventaja de contar con algunas supercomputadoras muy poderosas: Sierra, ubicada en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, y la segunda computadora más poderosa del mundo, Titan, instalada en Oak Ridge.

GE construyó el primer motor a reacción en los Estados Unidos en 1941. Desde entonces, los diseños se han vuelto cada vez más sofisticados. Madhu Pai, ingeniero del Laboratorio de combustión computacional de GE Global Research, se centra en mejorar una parte clave del motor, el inyector de combustible.

Los inyectores de combustible tienen un diseño complejo y deben soportar temperaturas y presiones enormes. Los inyectores primero atomizan el combustible bombeándolo vigorosamente a través de una pequeña boquilla de alta presión. Luego, rocían el combustible en la cámara de combustión donde se quema, produciendo energía para la propulsión.

«Son una de las piezas más difíciles de diseñar y muy caras de producir», dice Pai.

Pai es parte del equipo que está usando a Titan y Sierra para examinar el interior de un inyector de combustible. La potencia informática combinada disponible para el proyecto equivale a 10.000 procesadores informáticos funcionando simultáneamente durante más de 9 meses.

«La supercomputadora nos da una vista microscópica del interior del inyector», dice Pai. “Podemos estudiar los procesos que ocurren en regiones escondidas detrás del metal o donde el rocío de combustible es demasiado espeso. Esto nos permite comprender mejor la física detrás del diseño. «

Pai explica que incluso los pequeños cambios en la geometría de la boquilla de combustible pueden tener un efecto significativo en el rendimiento del motor. El objetivo final del proyecto es aumentar la potencia del motor y la eficiencia del combustible mientras se reducen las emisiones. Las simulaciones ayudan a los ingenieros a comprender cómo se mezclan y se queman el aire y el combustible.

Además de reforzar el diseño del motor a reacción, los investigadores dicen que el proyecto también podría beneficiar a las locomotoras, las turbinas de gas terrestres e incluso la atención médica.

No te olvides compartir en tu Facebook para que tus amigos lo consulten

??? ? ? ???

Comparte